domingo, agosto 06, 2006

Vivir no es Beverly Hills

Según mi calculadora de Windows, faltan 187 horas, 11.220 minutos, 673.200 segundos para que me baje del avión en el aeropuerto más pequeño del mundo cuya máquina de refrescos sería la única amiguita que se echaría el jodido Tom Hanks si estuviera atrapado en ésta, su única Terminal.

Entonces, mi madre me dará un abrazo, me dirá “Qué delgada estás”, cosa que repetirá siempre aunque pese 80 kilos, seguirá con el “¿Comes fruta?” habitual, agachará la cabeza para comprobar si llevo tacones aunque no sea de “ese tipo de chicas freshcas” y como si fuera un vulgar Godzilla que acabara de encallar en su puerto de Liliput mirará hacia arriba atribuyéndome una altura de proporciones gigantescas.

- ¿Qué tal en lo de la guerra, hijo?
- La vamos haciendo, madre.
- Pero dime, ¿comes fruta?
- Joder...

Mi padre, hasta ahora en un segundo plano, se ruborizará, ya que es el momento de hablar con una persona y no está acostumbrado (el muy Unabomber) mirará a su pequeña Frankenstein, pues soy su “criatura”, su perra de Paulov que ha moldeado a través de una infancia que haría las delicias de Herr Freud y, mientras esboza una tímida sonrisa, como si hablara para el jurado de la tesis de su quinta carrera, bien grave, bien claro, bien educado, saldrá de sus labios un “Hola. Buenas noches”.

Me llevarán a cenar al Palacio-Parador de tropecientos tenedores, y lo digo por redondear. Nos tomaremos una copa en el jardín del restaurante, que tiene sólo dos mesas para que te sientas el Lord del castillo por unos instantes. Aparecerá el camarero vestido de gala y, aunque parezca que te vaya a preguntar con perfecto acento de Cornualles “Would you like a tea?”, se expresa en castellano castizo y se mueve con la bandeja de plata por el jardín como si fuese una extensión de su brazo, haciéndote ver que es servil pero digno.

Ya adentro, cuando traen el platazo lleno de marisco y de unos bichos cuya cara crustácea ni siquiera recordaba, que me dan ganas de echarme a llorar de pura nostalgia, amigos, es cuando mi madre preguntará retóricamente “¿A que esto no lo comes en Barcelona, eh, eh, eh?” .Los “eh´s” parecen perderse por el valle, resonando en mis oídos hasta el infinito y sólo consigo acordarme de las gambas del arroz tres delicias congelado carrefour stylo; con la cabeza muy alta discrepo “No te creas, no te creas que a mí también me gusta comer bien”.

Le doy unos míseros traguitos al reserva porque a la vuelta me toca conducir a mí. Durante los postres, la pregunta de turno saldrá de la boca de mi padre “¿Cuáles son tus planes de futuro?”, en esos momentos, calcularé la vidriosidad de su mirada, es decir, si lleva la taja suficiente como para poder decirle “Carpe Diem, papi, Carpe Diem son mis planazos” y poder echarnos unas risas todos juntos. Seguramente no será el momento adecuado… la cosa empieza a torcerse pero yo tengo varios ases en la manga para desviar la conversación y continuar con el tono distendido y amistoso de esta primera toma de contacto:

a) El hórreo que han encargado construir: Aquí entramos en materia arquitectónica densa y vasta, proporciones, tradiciones añejas, mitolología y cuélebres varios.

b) La noche que se conocieron o popurrí de anécdotas de los setenta: “Yo me enamoré de tu madre por su elocuencia. Estábamos unos amigos en una cabaña pasando el fin de semana y nos habíamos metido anfetaminas a reventar menos tu madre que se había bebido dos cafés, eso sí, negros como el carbón y créeme que era la que más hablaba del grupo. Qué noche más bonita aquélla. (ja.ja).”

c) Carod Rovira: El escozor nacionalista en vena haciendo mella en dos excomunistas reformados. *Nota mental: Utilizar sólo en caso de urgencia, si han fallado las anteriores alternativas. Existe peligro de alteración de jugos gástricos y cortes de digestión en cadena.

Si todo sale según lo previsto, me acostaré a eso de la una de la mañana mientras le susurro a la almohada “Ay, amiguita, ¿no es genial estar en casa de nuevo?” y me hundiré en un profundo sueño mientras cuento con los dedos a cuántos días estoy del siguiente vuelo.

¡Mentira!

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Valia la pena darle a cargar tu página tropecientosmil dias, jeje, hasta creo que gastastes alguna de esas frases guays. Que tengas un buen viaje, vuela alto amiguita, vuela :).

engelson dijo...

Un domingo, o cualquier otro día, con post de k, es un buen día.
He dicho

Roque dijo...

Pasaba por aquí y solo quería decirte que me gustó tu texto. Siento no haber sido más ocurrente.

Por cierto, me gustó lo del horreo. No sabía que se encargaban, pesé que se compraban lo antiguos y punto.

Kaleidoscope Girl dijo...

anonymous: para frases guays las tuyas y cito "Las góticas son un coñazo, te ensucian si les metes mano, es como intentar tirarse a un puto mimo."

viva tu arte.

engelson: ¿usted no estaba de vacasiones? ¿en el caserío del tío Odriozola tienen wifis? genial.

roque: yo suelo mirar la página de sus dibujicos y la hila aunque me quedé en lo de las nacaradas comuniones, así que voy a ver qué se cuentan.

Los hórreos se encargan también. Éste en concreto a un tipo que se pone gordo como un saco cuando recibe un recado horreal, que se nota que se gasta los dineros en fabadas de luxe. Según me han dicho, sólo hace hórreos del palo tradicional, como le pidas ventanas con pvc, ya se puede morir de hambre el cabrón que su nombre no aparecerá en semejante barbaridad.

El Gran Chimp dijo...

Im-pás, im-pás, im-pás... Me gustas cuando callas porque estás como ausente, que decía el poeta.
Pero abre tus deditos, ábrelos con más asiduidad...
Por cierto, el aeropuerto más pequeño del mundo está en Inglaterra, en Liverpool, bautizado John Lennon, con una horrible figurita king-size del adalid.
Demos una chanse a la peace, Hermosa.

Kaleidoscope Girl dijo...

Hablando de lírica, os voy a pegar aquí la poesía con la que me dieron el segundo premio en el concurso online "Tunea tu poélica favorita de Neruda":

Puedo escribir los comments más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo, gran chimp, estás muy babas
y se ríen, maquiavélicos, los trolles a lo lejos.

x)

El Gran Chimp dijo...

Sierto, estaba babas... PERO YA PASÓ, YA PASÓ!!! momentos de flaqueza, ufff.

Don Julito dijo...

o sea que..de familia bien,eh? y si te doy un pollazo a lo criminal y nos hacemos novios?

Roque dijo...

Se que esto no viene a cuento, pero he visto la foto de flirk (no se poner un comentario, soy lerdini), en la que sale la señora con gorra de beisbol, y estoy desvelado. llevo todo el día pensando en ella.

He llamado a un familiar de BCN y cuando vaya en Septiembre quiero que además de la Sagrada Familia, el Parque Güell y el Supositorio de colores busque a esa señora para tomara con ella unos caracoles o para compartir juntos una puesta de sol con Moët y Chandon y ponerle el mundo a sus pies.

Folken dijo...

Los caminos marcados siempre tienen variaciones que nos hacen sorprendernos.
y ahora, para que no parezca que soy jilipollas: Mi tio alfredo eructó una vez tan fuerte que una viga le reventó los huevos, haciendo grandes tomillos verdes y amapolas enceladas con celofán y ormonas.

Folken dijo...

Acabo de ver sus imágenes, y tal como me enseñaron en mi pueblo debo hacerle (que no hacerla) un cumplido:

Es usté tan bella que las grajas cuando cantan se perforan la garganta, que los conejos cuando cavan, hundiendo a Aurelio en el bancal, parecen pequeñas ratas subidas a un pedestal

Eddy Lebowski dijo...

Me ha recordado la típica película yanki de la niña que vuelve a casa por navidad, solo te falta presentarte con el maromo que en principio no le cae bien al padre pero que luego son tope colegas.

Pd: Que quede claro que me ha gustado la narración.

PUTA DE MIERDA dijo...

A ti lo ke te va es que grandes poyas venosas te desgarren el culo.
Me has servido para dos pajas.

Pussy Galore dijo...

vá, luego no está tan mal, después llegas y te das cuenta de que por alguna extraña razon aun les tienes cierto cariño. Un beso, querida.

Kaleidoscope Girl dijo...

roque: esa mujer es verdaderamente especial. habia un mulato en el grupo que le dijo que como podia llevar eso escrito; a lo que contesto: "es ironico". Yo la amo.

Lt. Col. Kilgore dijo...

Tengo poca batería para enviar esto a través del satélite, así que sere breve:

"Dígales que si que ha comido mucha fruta fresca, pepinos, nabos, zanahorias, y calabacines a tutiplén", a ver si la dejan un poco tranquila, que obsesión de las madres por el engorde de la camada.

Bueno, me vuelvo a mi retiro a seguir practicando la punteria, un besote...

El Gran Chimp dijo...

Vaya, KKgirl, te ha crecido un trollito, cuídalo bien, que se le va aún un poco perdidico al chavalín, eh.
Este tiene que durar!!
Sigue apuntando con tu pistolica muyaya!

Folken dijo...

Cuando Frida, con sus rubias trenzas y su blanca piel llegó a casa, vio a su querida madre preparando un exquisito chucrut. Las lorzas de grasa, venidas directamente del embutido porcino colgaban fácidas de su aria barriga.
Heil Hitler, madre.
Veras, Frida, yo...
En ese momento alguien llamó a la puerta. Frida se alzó y vió por la mirilla a Isaac Polovich con un ramo de flores de SION. Sacó su aguja de punto, necesaria para su clase de laboras en la Bismark Schüle y perforó el ojo judio. Abrió la puerta y mientras se intentaba sacar la aguja del ojo insertó la otra ensartando sus dos testículos.
Menos gente impura por el mundo, no como usté, que es Aria. Todos ustedes lo son, desde el coronel surfista hasta el mono.

Kaleidoscope Girl dijo...

Este pringao, igual que el otro, tiene un blog cansinazo que no se lo lee ni su vieja. Que facil es ser RADICAL en internet, eh.

saludos desde lo de los gabachos.

Folken dijo...

Tiene usted razón, soy cansino. Pero es más dificil ser radical en internet, las balas de mi Peace Maker no atraviesan la pantalla, pero si a las bandas rivales of da ghetto.

Kaleidoscope Girl dijo...

no me referia a ti, Folkius. hablaba de este desgraciado que ha pasado por aqui. Si quiero leer buena literatura misogina, me paso por el foro de putalocura; claro que ahi a este payaso se lo comerian con patatas.

engelson dijo...

Solo una cosa, que si no lo digo reviento: estás muy buena

Saludos