miércoles, marzo 21, 2007

Capturing the Kaleidoscopes

Estoy apurando una copaza de vino con Sara. No la veo desde hace mucho tiempo porque hemos tomado caminos diferentes en la vida: ella, más dada hacia los bienes materiales y yo, intentando alcanzar desde siempre la vida espiritual propiamente dicha. Vaya, que soy una pringada sin coche, sin hipoteca y sin ganas para ello.

Pero para entender esta relación de amistad, cuando ya no tenemos nada en común, hay que remontarse a la guardería, donde atravesamos nuestra fase anal juntas, metiéndonos margaritas y canicas por el culo. Más adelante, nos encontraríamos en el colegio, pasaríamos los veranos en los mismos campamentos (mar, montaña y granjaescuela, la santísima trinidad de nuestros padres) y soltaríamos gallitos de pubertad en los karaokes cantando la de: ni tú ni yo nos dimos cuenta que tras sus tetas no había corazón, sólo ambición uoooouooouoooo… Y tal.

Así que ahí estoy, enfrente de ella mientras me pone al día de toda la gente que podamos haber conocido: Anita se ha casado con un moro en los Emiratos, Javi guarda una botella de JB en su cajón – sí, eso ya me lo había dicho él- y yo, me dice, yo voy a poner parquet flotante.

Comprenderíais mi entusiasmo cuando, rauda, introdujo sus manos en el bolso buscando una foto en el móvil que ilustrara mi desconocimiento sobre los tipos de parquet existentes en este mundo. Tuve que pensar en alguna noticia que darle para que cesara en su empeño. Y recordé la llamada que me hizo mi madre hace ya un par de años, cuando me contó que acababan a meter en la trena a nuestro antiguo profesor de fotografía del colegio. Por lo visto, le gustaba hacerse gayolas delante de las niñas. Así que pongo esta sordidez en conocimiento de Sara. Ambas estábamos doblemente expuestas, porque no sólo íbamos a las clases del colegio, sino que también íbamos juntas a otra clase de fotografía – de pago - en el estudio particular del pede-rasta. El diálogo que siguió tras mi noticia fue más o menos así:

- ¿Y por qué coño íbamos a esas clases?

- Supongo que por la misma razón por la que nos apuntaban a música, natación, inglés, volleyball, radio, escalada, taller de matemáticas, piragüismo, bailes regionales, teatro…

- ¡Y a “orientación”!

- Es verdad, grandes gymkhanas las de “orientación”.

- Deberíamos ser putos genios ahora.

- Y con unos cuerpos esculturales, además. ¿Qué coño ha fallado?

- Ni idea.

- Oye, ya me acuerdo de por qué nos apuntaron a esa clase en concreto.

- ¿Por?

- El profesor era amigo de mis padres.

- Vaya. No es el primer pederasta que tus padres ponen en nuestro camino.

- ¿De qué hablas?

- Del escritor ése…

- ¿Lo conociste tú también?

- Sí, claro.

- Pero ése no era pedó-filo, era un viejo verde nada más.

- Qué dices. Salió en los periódicos.

- Salió en UN periódico. Ni siquiera lo denunciaron.

- Bah. Era asqueroso.

- Es posible, lo cual no lo convierte en violador de niños.

- Si el río suena…

- Lo que tú digas.

Me acabo la tapa de patatas al aliolazo y sigo con mis teorías:

- Bueno, yo no tengo por qué preocuparme. Recuerdo que los días que dábamos esa clase de fotografía, coincidía con gimnasia y teníamos que llevar chándal por narices. Aquello era una fiesta del táctel. Y es imposible trempar con esa visión.

Testimonio: un chándal de táctel de vivos colores - una lástima que no se aprecien- salvó mi tierna infancia

- Pues yo no tenía gimnasia.

- ¿Cómo que no?

- No, yo iba a la clase B.

- Ah, es verdad.

- Llevaba falditas.

- ¿Falditas de cuadros?

- Sí, joder.

- Ja-ja-ja. Señala en el muñequito dónde te tocó, Sara.

- No tiene gracia. Además no me tocó.

- Ya lo sé. En aquella época no se habría desviado aún.

- Oye, ¿quieres ver las fotos del parquet? Es que me tengo que ir en cinco minutos

- Claro.

Me las enseña. Y el hueco del salón donde va a ir el sofá. Y los putos pomos de las puertas. Pagamos y nos despedimos. Creo que van a pasar otros tres años hasta que nos volvamos a ver de nuevo.

24 comentarios:

El Gran Chimp dijo...

Siempre pensé que el táctel no era el problema,que va, el problema era el diseño. Mira qué se puede hacer con designers drogotos y creativos con tan artifical material: Tactel Rulez
En cuanto al señor pedófilirasta, en fin, se ve que cuando estaba por la fotografía, estaba por la fotografía. El tipo seguiría la máxima esa de donde tengas la olla no metas la...

Camilo de Ory dijo...

Desde mi ventana se ve el patio de un instituto y las precozmente desarrolladas jovencitas hacen gimnasia embutidas en ceñidísimos chándales. El espectáculo es grandioso. Especialmente selecto el turno de los lunes a las nueve de la mañana.

Le podían ustedes haber pedido al fotógrafo y al escritor que las ayudaran con las canicas y las margaritas.

Kaleidoscope Girl dijo...

Acabo de buscar por gungle la noticia y se ve que lo han dejado libre.

A mí nunca me llamó para un casting pero tengo más fotos en esa clase con una cara de little zorrita que no es normal.

Dos_Unobe dijo...

¿Hay diferentes tipos de parquet?

Qué de cosas se inventan los suecos.

Por cierto, muy chula la foto. Y muy artística.

Merucu dijo...

No via entrar en el sórdido numerazo del fotógrafo de Playboy, porque lo que me ha llegao de este diálogo es lo del chandall de táctel.

Que el de nuestro colegio era rojo pasión con rayuca blanca. Así como los de Adidas, pero con táctel, marcando canilla y lo que tuviéramos, rojo torero y raya blanca.

Me veo y no me reconozco; eso si que era moda alienante... :P

Eddy Lebowski dijo...

Nunca había oído hablar de la palabra tactel, creo que lo llamábamos de nylon, polyester u otro nombre tan inapropiado.

Nunca llevaré a mi (futura) hija (si es que tengo alguna) a ninguna actividad extraescolar impartida por un hombre, los pederastas ya son lo suficientemente degenerados para que nosotros encima les facilitemos la tarea.

¿Parquet flotante? Tu amiga tiene nivel Maribel, yo lo máximo a lo que puedo aspirar es a laminado sinténtico colocado por mi mismo.

Marauder dijo...

Un historia con un chandal de táctel... habría hecho las delicias de nuestro Missing in Action Roque

¡Roque, Wish you were here!

Pederastas los hay allá donde haya niños. Los peores son los que se meten a curas. Esos son particularmente asquerosillos.

La expresión "little zorrita" me ha gustado. Pasa a engrosar el (abultado) glosario canalla. Me encanta recopilar estas perlas.

Mmmm...

A lo mejor me animo a contar mis rencorosas historias de los curas del Instituto... No sé... Ya veré. Son tan vulgares y simples que no creo que merezcan el esfuerzo de teclearlas.

ORACLE dijo...

yo a esa clase de amistades peligrosas las llamo anacronismos necesarios. te dan ese punto de prespectiva de lo que pudo ser y no fue...

Pussy Galore dijo...

lo mejor es escandalizar a esa gente, la ultima vez que quedé con una amiguita del cole que se caso con un futbolista, no dejé de hablar de lo que me gusta mezclar la cocaina con el éxtasis.

El Gran Chimp dijo...

Pues Pussy, prueba a mezclar mento's con coca-cola, verás que GUAY!!

toby dijo...

Cuentos de maestros de gimnasia pederastas, canicas por el culo, cocaína con éxtasis (y cumplidos de ¡desconcertante! agudeza, eh, la de la coca?)... Qué hechas mierda estáis todas. Soy demasiado conservador y hombre decente para éstas cosas. Me dais ganas de potar, mujeres de alma podrida y corrupta. ¡Que vuelvan esos tiempos de quema de brujas!

Pussy Galore dijo...

Sí Toby, tu madre sí que está corrupta y podrida, que el otro día me contó el retrasado de tu padre que ya no se la puede follar porque el coño le apesta a marinero danés. Y por el culo tampoco, porque ahí tiene hongos de colores.
Ya ves.

Un saludo, querido :)

Súper Crítico dijo...

Buscad "genital warts" en google imágenes, ya veréis qué rico.

Con mucho cariño,

S. C. de blogs

El Gran Chimp dijo...

Iba a ofrecerle mi protección caballeresca, pussy, pero pensándolo mejor... por favor, cuide usted de mi! xD

Kaleidoscope Girl dijo...

No se puede ir de jarcoreta con Pussy, hombrecillos, que se os merienda sin nocilla.

Pussy Galore dijo...

Sí amorcitos, no temais, tía Pussy está aquí para protegeros.

toby dijo...

Marinero danés? Hongos de colores? Que ya veo? Sí, sí, veo queeee... Mejor no diga nada, me lo ponéis demasiado fácil.

Y por cierto, qué gran chiste, pussy, ¿no tienes más? Cuenta, cuenta... Wuaaauuu!

El Gran Chimp dijo...

toby tié cangueli, toby tié cangueliiiiiiiiiiii!!! xD

Pussy Galore dijo...

Yo a Toby ya lo considero "domesicado", no te parece, Chimp?

O eso, o es que le va la marcha hardcore, mascaras de cuero, tangas de pinchos y latigos, justo como a su padre.

kunta kinte dijo...

No me llaméis Toby. ¡Cabrones!

toby dijo...

El “domisicado” a la gente la mata y después se la folla, pero contigo, pussy, su vida, se va a ver obligado a esperar porque quiere que le digas más cosas guarras, que está seguro que te ponen más que a él todavía.

Por cierto, ahora tienes a un psicópata con todas las letras en tu blog. La has cagado, corazoncito.

Tú, el del kinte, mámamela para que luego entre bien cuando te la hinque.

Lt. Col. Kilgore dijo...

Miss K. está usted muy graciosa en la foto y no digo nada más por si me acusan de pederasta en antena3...

Ah, amigos, creo que nuestros amigos de la hila deben estar encerrados en una jaula de bambú en vietnam, abandonados por su gobierno y dados por muertos, como tantos y tantos soldados.... ojala vuelvan (o los rescate chucknorris)

Pussy Galore dijo...

Pobre Toby, ya empieza a mostrar signos de desdoblamiento de personalidad. Y eso que aun no he empezado.

Toby, amorssssito, cada dia me gustas más.

Folken dijo...

Tuve un profesor que nos enseñaba orgulloso las fotografías que le hacía a sus alumnas mejor dotadas...

Y lo sigue haciendo, porque eran todas con ropa.