jueves, noviembre 02, 2006

Pelis de Vietnam (II)

Me siento una pequeña hormiguita ante esta película. No sólo por el resultado sino sabiendo, al menos en parte, cómo se hizo. Lo que quiero decir es que es difícil explicar un diez sobre diez. Quizás podría empezar, me dije, haciendo gala de un estilo dadaísta, qué tal con: “Hoy os voy a hablar de una película que tal vez pocos conozcáis, se llama Apocalipsis Now y me hizo de llorar”, exponiendo, a la vez, mi sensibilidad a flor de piel.

Hay pequeñas verdades en la vida como que a la mano cerrada la llaman puño, que los heavys follan más bien poco y que Apocalipsis Now es un peliculón. Así que poco voy a decir que no se haya dicho ya. Aún así, me he metido en este berenjenal y no puedo hacer más que entusiasmarme.

This is the end, my only friend, the end...

Comienza Apocalipsis Now y lo más increíble es que lo hace a pesar del desorden y el caos que implicó filmarla (238 días con 27 millones de dólares) y montarla (250 horas rodadas).

A Coppola, genio y lúcido, se le fueron las cosas de las manos. Eligió el emplazamiento de las Filipinas para rodarla, lo que dio una sensación de veracidad increíble a la película; daban fe de esto las caras empapadas en sudor de los actores en la jungla, bajo el clima tropical.

El propio director mantuvo también varias reuniones con el Dictador Marcos, quien les proporcionó pilotos y material militar. Las consecuencias de escoger un lugar tan alejado e inhóspito se vieron reflejadas en el presupuesto de producción. Coppola no se cortaba un pelo en cuestión de catering. A veces se hacía traer víveres para sus - de todo menos frugales - ágapes directamente desde América hasta una casa que se había hecho construir dentro de un volcán inactivo, al que sólo se podía acceder en helicóptero.

A lo Hitchcock: Director, director de fotografía y diseñador de producción.

Grande de grandes. La situación comenzó a complicarse cuando desde Estados Unidos empezaron a pedir explicaciones. Mientras, en Filipinas se sumergían entre un montón de metros rodados pero apenas diez minutos salvables para el montaje. Una combinación de drogas, casas de masajes, tifones y unos actores que eran de todo menos “buenos chicos”, hicieron dogma la tan mítica frase de Coppola: “Apocalipsis Now no es una película sobre el Vietnam, es Vietnam”.

La escena inicial, en la que Willard está “esperando una misión”, tenemos en realidad a un Martin Sheen que llegaba de USA con graves problemas de alcoholismo Y que de hecho se quebró realmente la mano al chocar contra el espejo. Al “corten” de Coppola, Sheen replicó que quería explorar ese dolor.

El papel les chupó la sangre a la mayoría de los actores, llevándolos a límites interpretativos conseguidos también gracias a la libertad que daba el director, con la ausencia de marcas y un guión flexible, que logró una mayor espontaneidad.

Realmente, la primera de las escenas que se rodaron fue la patrullera de Willard, que introduce la escena más logísticamente imposible de la vida como director de Coppola, el ataque de la caballería aérea de Kilgore.

Mientras a Clean (el adolescente de 14 años, Lawrence Fishburne) los bombardeos masivos, dice, le chupan el aire de los pulmones, a Kilgore le da la pura vida el NAPALM mañanero. Megáfono en mano, restaura un orden californiano en medio del desorden oriental.

El Coronel Kilgore es un personaje del que se pueden sentir muy orgullosos ambos, Robert Duval y Milius (co-guionista) que ya había transmitido en “El gran miércoles”, la elevación del surf como modus vivendi. En esta película hay también unas cuantas escenas referentes al reclutamiento forzoso de unos muchachos que eran arrancados de aquella bondadosa tierra americana, y las ridículas y locas tácticas que se vieron obligados a emplear para escaparse de ella: unas filas interminables de jóvenes con falsas piernas rotas, simulaciones esquizoides y ultramaricas que pretendían salvarse de ir a la guerra.

Así que Kilgore podría simbolizar la demencia triunfante en Vietnam. Si nos joden, hacemos surf sobre sus olas, si se esconden en sus madrigueras, nosotros esparcimos las cartas de la muerte para que sepan quién ha pasado por aquí y que nos vean venir, big guts, con La cabalgata de las Valkirias resonando sobre sus aldeas. Es la locura del superviviente, porque está por encima de todo peligro.

Continúa el viaje a lo largo del río. Y la lectura de los dossiers entregados a Willard, mientras a él le caen gotas de sudor, al sentirse tan profundamente atraído por la figura de Kurtz. ¿De verdad quieren matar a este hombre?

“No hay que salir nunca de la lancha”. Llega un momento de diversión artificial: el espectáculo de las conejitas de Playboy a ritmo de Suzie Q. Poco más que una paja interrumpida cuando las chicas tienen que abandonar la plataforma en el bunny-chopper, acosadas por los soldados. (Redux)

Parece que los habitantes de la patrullera tienen un respiro fugaz, la suerte de encontrar la estación abandonada y el trato combustible-playmates, da paso a unas tragicómicas escenas, con Chef tratando de recrear su propio póster de Miss Diciembre y un Lance impregnado de ácido que hace caso omiso a la triste y patética historia que le cuenta la playmate del año. Mientras, la cámara subjetiva sólo tiene ojos para sus tetas. Como siempre, la realidad se impone, con el cadáver que cae pálido y tieso sobre el suelo. (Rx)

Ya de vuelta al río, se encuentran un sampán en apariencia inofensivo que transporta víveres. Pero el dedo en el gatillo de la metralleta de Clean se mueve rápido, a un movimiento sospechoso. Chief, que sigue los preceptos militares al pie de la letra, quiere llevar a la chica, que aún parece viva, a un hospital. A golpe de pistola, Willard acaba con los trámites ridículos de una guerra en la que se mata indiscriminadamente, para luego poner parches de falsa moralidad sobre los casi-muertos.

La última puerta, el Puente de Do Long, es el sindios donde unos soldados luchan sin ningún tipo de mando contra la única voz, la de un Charly que resuena a lo lejos. Una vez recogidas las últimas instrucciones sobre la “eliminación” de Kurtz, la patrullera continúa la navegación más allá del puente.

Lance y su Purple Haze

Tras la perdida del joven Clean en una emboscada, nos encontramos con la escena de la plantación francesa, de la que Coppola prescindió en la primera versión por considerar que la interpretación de los actores franceses no estaba a la altura. De hecho, se enfadó bastante en un principio: “Vamos a hacer como que esto nunca hubiera existido”, dijo después de verla, por todo el cuidado y dinero que se había puesto en la recreación de las escenas.

Los fantasmas del antiguo esplendor colonial, entierran a Clean junto al resto de la tripulación, con los honores de una raída bandera norteamericana. Como anécdota, el rodaje de la cena se filmó con luz natural, siguiendo el movimiento del sol al anochecer.

Están llegando al final del río y Willard siente que la atmósfera es diferente. No hay sitio en el templo de Kurtz para Chief, que muere atravesado por una lanza, mientras intenta ahogar a Willard, a quien lleva culpando durante todo el viaje de la kamikace misión que ahora ha acabado con su propia vida.

Les recibe un fotógrafo tarado que extiende los brazos en señal de bienvenida. Este personaje se escribió basándose en uno real: el hijo de Errol Flynn, que había sido fotógrafo en Vietnam y al parecer se había perdido por los más remotos lugares de Oriente. Interpretado por Dennis Hopper, quien afirmó no recordar nada ni del rodaje de Apocalipsis Now ni de los dos años posteriores a éste, el personaje se pierde en diálogos sin sentido, admirando sin restricciones a Kurtz, que aún no ha aparecido, aunque su leyenda sigue magnificándose.

Para la construcción del templo, morada de Kurtz y fin del viaje, se utilizaron, como bonito y macabro atrezzo, las cabezas cortadas de muertos ficticios, puesto que eran, en realidad, las de unos figurantes que se pasaron horas con el cuerpo bajo tierra, sudando tinta.

Fue tal la “pasión” que puso en el templo Dean Tavoularis, el diseñador de producción, que incluso dormía en el mismo, con todo un montón de material real –humano– que se agolpaba en la entrada, atrayendo insectos, gusanos y ratas. Siguiendo con la demencia habitual, se cuenta una anécdota que afirma que el diseñador de producción compró varios cadáveres a uno de los nativos y luego los habría conservado en formol. LOL!

En realidad, cuando Marlon Brando apareció en Filipinas cebado como un cerdo, a Coppola, ya bastante nervioso por la resolución de la película, casi le da un ataque al corazón. Para mayor desesperación del director, Brando confesó que ni siquiera se había leído el libro “El corazón de las tinieblas”, sobre el cual había basado la película. Así que el propio Coppola le leyó el libro a Brando, en voz alta, como a los niños, mientras discutían sobre cómo reescribir el guión. De todas formas, el precio de divo que se cobraba Brando mereció la pena. Fue él mismo quien dio las claves para la resolución de su personaje y, al fin y al cabo, del propio final de la película. Muchos de los monólogos de Kurtz se quedaron fuera del montaje, aunque Coppola introdujo uno de ellos en la versión del Redux, un discurso más político donde Kurtz pone en evidencia la hipocresía americana en Vietnam.

Esta película es un desastre de 20 millones de dólares, ¿por qué nadie me cree? ¡Creo que me voy a pegar un tiro! (Coppola en Heart of Darkness)

La desmoralización marcó a Coppola durante todo el film. Sus problemas empezaban con que su propio capital estaba en juego, además de un crédito que había pedido, sobrepasando el presupuesto inicial; el cambio de actor principal (se despidió a Harvey Keitel para el papel de Willard a última hora y ya en Filipinas); el ataque cardíaco que le dio a Martin Sheen en mitad de la película; un terremoto, el tifón que arrasó con los decorados y, además, las desapariciones de helicópteros a merced del gobierno filipino, que los necesitaba para luchar contra los rebeldes del sur. Las discusiones con el guionista Milius eran también constantes, puesto que este último se quería ceñir más a la obra de Joseph Conrad y establecer un paralelismo con la Odisea que podía fracturar la historia. Todo el conjunto era más que suficiente para volver a alguien rematadamente loco.

Finalmente, ante las críticas recibidas desde la prensa americana, que tachaban el proyecto de auténtico desastre, Coppola presentó la primera versión en Cannes en 1979, dándose prisa en el montaje. Sobre el Redux los críticos han hablado mucho, aunque personalmente creo que es envidiable que se pueda rehacer una obra tantos años después y Coppola tenía material de sobra para hacer no una nueva versión, sino varias.

Bueno, amiguitos, nos despedimos con este vídeo, un fragmento del documental que realizó Eleanor Coppola sobre cómo se hizo Apocalypse Now. Si pasan directamente al final, verán al prepúber Lawrence Fishburne totalmente fumado. Desde aquí se te ama, Lawrence, canelita en rama que eras, eh.

Próximo capítulo: Rambo, Platoon y La Colina de la Hamburguesa.

37 comentarios:

dr.benway dijo...

Anda si soy el primero jejeje

Bueno gracias por el peazo de post. Esta peli nos ha marcado a todos y de cuando en cuando sigo diciendo eso de "El horror... el horror..." para asombro de todos los presentes.

Ahhh y no se pierda nadie el temazo de Calamaro "Aguas peligrosas" tal vez le recuerde a alguna peli en cuestión...

Marauder dijo...

No me hubiese gustado para nada participar en semejante locura de rodaje. Es curioso cómo se les fueron las cosas de las manos a todos.

Además del épico y apoteósico Teniente Coronel Kilgore, otro de los grandes momentos de sabor vietnamita es el puente de Do Long. Permítame añadir al negrata del lanzagranadas y su mudo diálogo con el Charlie en la oscuridad. Nada tan elocuente como los 40mm de un M79 contestando a sus soplapolleces. Créame, Kaleidoscopegirl, me hubiese gustado cerrarle la boca así a mucha gente a lo largo de mi vida.

Y el final, ese glorioso final de explosiones silenciosas, flores de fósforo blanco y napalm naranja... bellisimo

Darth Pomada dijo...

Magnífico análisis, a la par que ameno. Su cuidada prosa me subyuga y embelesa. Mi lengua no es digna siquiera de rozar su ano.

Siga como hasta ahora, que va bien. Siempre a sus pies.

Eddy Lebowski dijo...

Siempre que escucho The Doors, me acuerdo de esta peli, parece que la musica del bueno de Jim se haya compuesto especialmente para el film.

Folken dijo...

Vietnam fue la última guerra en que en el fondo, todos querriamos haber participado, por eso simplemente viendo esto nos entra una mezcla de rechazo y atracción indescriptibles... al menos a mi

oracle dijo...

edificante su post. para mi una cinta que encarna el concepto guerra demencia. con una sola pelicula, coppola se carga a todas las de heroes bélicos. lo que intentó la delgada linea roja y no pudo.
le recomiendo un documental(no tiene nada que ver con esto)que se llama: lost in la mancha(no se si se estrenó aqui en castellano...)

El Gran Chimp dijo...

Querida K, poco se puede añadir a su post a nos ser sea para alabarla o insultarla cual troll despechado.
Apocalypse Now es La Película, así con mayúsculas, y Coppola es un dios, así en minúsculas. Un tipo que hace esta película y sigue vivo y luego tiene lo santos cojones de filmar "Corazonada" y mandar a su productoras Zoetrope a la absoluta quiebra es un HOMBRE RESPETABLE PARA SIEMPRE.

Y además Martin Sheen es el padre de Charlie Sheen y Emilio Estévez, ojo. Y eso también es un plus.

Camilo de Ory dijo...

¿Y en ésta no sale el Rambo?

6dedosgordosdelpie dijo...

Joder, Kale, te has superado. Lo cierto es que en verdad, un post de tales magnitudes (en todos los sentidos e interpretaciones posibles) requería tacto y un savoir faire del que pocos disponen. Tú estás entre las elegidas, vaya.
Y tranqui que esto no huele a gatuno, ni a post sobre ET. Vale mil doblones en la (odiososa) comparación, hijadeputa.

A.P es una jodida obra maestra, el maldito techo que pocos genios llegan a tocar. Prefieren ser sutiles o se les cae los huevos a la hora de dar un presupuesto. Coppola, en cambio, tocó su cielo y se rebozó en las nubes, Hizo una joya y luego la rehizo en una sala de montaje, regalándonos a un perdido Harrison Ford (cas tenía acné) entre las palmeras.
Llevar el surf a la guerra y no pecar de florista de convención fue un reto tan difícil para los responsables de esta maldita maravilla como para ti escamotear las basurillas internas que todo blogger lleva dentro a la hora de empalagar al personal con clases magistrales. Tú lo has hecho con gracia, aún encima, con gracia y talento, coño. Todos semos putas, tú lo sabes bien.

Y poco más que añadir, salvo que espero que seas consicente de que este tercer post vietnamita marca un antés y un después en tu carrera. Coppola hizo cosas raras después de su obra magna. A ver que tal te sale a ti.

kklucinda dijo...

Excelente post sobre una estupenda película. Cada día escribes mejor, cosa que me fastidia porque cada día me puteas más, y aunque un poco largo el texto me ha resultado muy ameno.

Un beso

lucinda dijo...

Muy mal la persona que ha escrito antes. No tiene gracia porque roza lo absurdo.

Respecto al post no tengo nada que decir. Sois mala gente y el tiempo os pondrá en vuestro sitio

Kaleidoscope Girl dijo...

Hola, hijos de la gasolina quemada.

Marauder, lo del nigga con su arma customizada y los ojos volados es de lo mejor. Bueno, en realidad es que todo es grande en esta peli.

No se pierdan el documental de la wife de coppola que está completito en el youtube, ni este artículo sobre una crítica del Redux, que me hizo de reír y reproduzco:

"Cuando estaba allí, sólo quería volver aquí. Y cuando estaba aquí sólo deseaba volver a Benidorm, la verdadera jungla del asfalto. Mi único hogar, mi infierno en la tierra."

Un abrazo a los trollios nuevos. Sabed que habéis abierto una nueva puerta al caos. Esto es ir más allá y yo me quito el sombrero, joder.

Lusinda after del after dijo...

y los trollitos que te quedan, chata

Wu Ming dijo...

Grande el post, si. "Apocalypse Now" no sólo es la mejor pelicula de ese subgenero bélico de pelis de vietnam, sino que es una de las mejores pelis de la historia.

Parece increible que de semejante desastre logístico, económico y personal saliera tamaña obra artística; aunque por el camino nuestro amigo Francis Ford perdio literalmete la cabeza.

Francis, esperamos otra pelicula tuya.

Roque dijo...

Qué puedo decirte, que me encanta leerte y que no voy a dar una opinión al respecto de Apocalipsis, porque quedaría como un lego ( además según Galoy o falso Galoy no sé escribir, y en mi caso tiene toda la puta razón).

Reconozco que simpre pillaba en el videoclub las pelis de Rambo-tango ( remake filipino) o Rambone pollone ( con fines lascivos), ese era mi contacto con el Vietnam.

Saludos a todos, sois muy simpáticos

Roque dijo...

Por cierto, no me ha molado lo de los heavys, mientra te leía estaba oyendo a Black Sabbath y me has herido

heavy de Cangas de Morrazo dijo...

Estás muy equivocada, los heavys tenemos una vida sexual muy saneada.

Revisa tus fuentes

The Real Mili Vanilli dijo...

Falta por cometar ahí cuando va aquel del bigotón a pañar plátanos ahí en la selva y entonces, me cago en Dios, un tigre, me cago en la putísima virgen, un tigre.

sin dijo...

Al fin llegó el gran post. Ante esta película no puedo evitar coger aire y ponerme metafísico. Y es que además de que es la película que he visto más veces, la mayoría más puesto de marihuana que el Lance. La obra maestra por antonomosia, un viaje iniciático que además dio lugar a esa otra gran cinta (y tour hacia la locura) que es documental de "Corazones en tinieblas". Broche de oro al cine de los 70. La antítesis de la pretenciosidad, hecha con las entrañas, porque no es de las que buscan el aplauso sino la verdad, o sea, un puto regalo.
No puedo evitar pegar el que para mí es el mejor monólogo de la historia del Cine:
"Dejamos el campamento, después de vacunarlos a todos contra la polio. Un viejo vino corriendo lloraba sin decir nada. Regresamos al campamento. Ellos habían ido y habían cortado todos los brazos vacunados, vimos allí una enorme montaña de bracitos. Y recuerdo que yo, yo lloré también como una abuela, quería arrancarme los dientes, no sé lo que quería hacer, y me esfuerzo por recordarlo. No quiero olvidarlo nunca, no quiero olvidarlo.

Entonces, lo vi tan claro como si me hubiesen disparado, disparado con una bala de diamante en la frente. Y pensé Dios mío eso es pura genialidad. Es genial tener voluntad para hacer eso. Perfecto, genuino, completo, cristalino, puro. Y entonces me di cuenta de que ellos eran más fuertes porque podían soportarlo, no eran monstruos, eran hombres, tropas entrenadas. Esos hombres que luchaban con el corazón que tenía familia, hijos que estaban llenos de amor, habían tenido la fuerza, el valor para hacer eso. Si contara con 10 divisiones de hombres así nuestros problemas se resolverían en poco tiempo. Se necesitan hombres con principios que al mismo tiempo sean capaces de utilizar sus instintos, sus instintos primarios para matar, sin sentimientos, sin pasión , sin prejuicios, sin juzgarse a sí mismos porque juzgar es lo que nos derrota."

uffff

Marlon Brando dijo...

Se me ponen los pelos como escarpias recordando cuando rodamos eso, sin. Puro genio el mío, amigo.

Miriam (flxt) dijo...

Ya si eso, comento algo cuando hables de Rambo, K, que me las sé mejor.

Jenny, el comentario 100 lo has firmado tu.

Jenny La Fácil dijo...

Lo sé: no quería vender mi dignidad.

Soy la típica liberal de boquilla.

Lt. Col. Kilgore dijo...

Me ha encantado este post, no se si leera esto entre tanta mierda, pero reciba mi mas sincero agradecimiento...

charlie dijo...

Yaaanki, Yaanki, voya mattatte, yaaanki...

voya mattatte, yaaanki...

Pussy Galore dijo...

SOY EL COMMENT 159!! KK, tia me corroe la envidia, yo que con mis miserables 15 me creia la reina del mambo :(

Pussy Galore dijo...

También voy a a ser el post 160, que me hace más ilusión.

Merucu dijo...

210 comentarios... esto está conviertiéndose en fenómeno de masas claramente. :)

Yo me quedo con la escena que van a por cocos o a mear a la selva cuando están subiendo el río en la barcaza y se encuentran con un tigre muy majo. Eso es cortar la meada.

Sra. De La Limpieza De Scotaln Yard dijo...

Malas noticias: he rebuscado en los archivos del comisario, he atado un par de cabos y creo que Galoy es el famoso Acosador De Los Siete Pecados Capitales. Los tiene todos, y son su cruz y el motor que le mueve a actuar.

PEREZA: A juzgar por lo frecuente de sus intervenciones, este tío no trabaja, ni sale de casa desde hace una semana.

IRA: Arremete, como novillo herido por banderilla negra, contra todo lo que se mueve, sin hacer distinciones de raza, sexo o religión.

ENVIDIA: A todo el que hace cositas que él no sabe hacer, o sea, a casi todo el mundo. Que un tío para él desconocido se marca una película de marcianos, pues lo pone a caer de un burro. Etcétera. Además de atacarles y morderles los tobillos, trata infructuosamente de imitarlos: que alguien se curra un perfil falso que cuela, pues él se curra otro que no cuela. Que alguien hace gracietas con la fe de erratas, pues él lo intenta con ejemplar denuedo aunque escaso acierto.

LUJURIA: Frecuenta puticlubes y bombardea con comentarios de mal gusto los blogs de las nenas de buen ver. De los casi quinientos comentarios que tiene esta entrada, más de trescientos son suyos, y Candela le ha expulsado de su blog por acosarla con ordinarieces. Además es celosillo: los dueños de las bitácoras enlazadas desde los blogs de las chicas que le gustan están permanentemente en su desenfocado punto de mira.

También demuestra con su conducta sufre una forma de SOBERBIA bastante atípica, ya que no parece tener nada de lo que ensoberbecerse, como no sea de sus hazañas puteriles.

Carezco de datos para valorar en qué grado es responsable de la comisión de los pecados de GULA y AVARICIA, pero me juego yo algo a que éstos también han tiznado de negro su corazón.

Galoy, majo, que si sigues ahí vas a ir al infierno, y en el infierno no hay puticlubes.

Eddy Lebowski dijo...

Sólo quería probar si se había roto el ingresador de comentarios.

Miriam (flxt) dijo...

Aún no, pero hace un ruido extraño, creo que va a explotar de un momento a otro.

Dos_Unobe dijo...

Lo siento, yo me he perdido con tanto comentario. Por ahora creo que ha pasado esto:

1.- El tal Galoy aparece en algun sitio por este blog siendo supuestamente descalificado, o algo asi.
2.- Él se queja martilleando con comentarios.
3.- Como no se le hace mucho caso, lo que hace es saturar con clones y comentarios a cada uno mas chorra.
4.- Y ya está.

¿Qué edad se supone que tiene ese chico o chica?

Con todo el respeto a todas las personas o cosas que habitan en este post.

Berbercho Productions dijo...

La ostia! en la puta vida habia visto tanto comentario. K conste k ni me he leido el post ni ninguno de los coments, pero cuando he visto el numero yo también he querido participar en este fenomeno de masas.

Kaleidoscope Girl dijo...

Me voy unos días. Podéis excretar lo que queráis aquí, amigos.

Quiero que vuelva Tony Manero, el mejor troll.

Sal Paradise dijo...

Muy interesante lo que contas. Creo que Martin Sheen hace un papel genial, aunque confieso que me hubiese gustado mas ver a Keitel haciendo el protagonico. El clima que crea The End de los Doors es el detonante principal de la pelicula.

Dennis Hopper, Bobby Duvall y el eterno Brando.

Gracias por la info, saludos

angelo dijo...

O 'Apocalypse Now' o 'El Apocalipsis Ahora', pero no 'Apocalipsis Now', per favore...

Lusinda after del after dijo...

A mí, personalmente, me gusta referirme a esta hobra como "la apocalisis now".

¿tiés fuego, angelo?

angelo dijo...

il fuoco, l'acqua, con certa calma, sonata di vento...